LA APP BRAVE UP FUE LA IDEA FINALISTA DEL PREMIO EMPRENDEDORAS YO DONA- AYUNTAMIENTO DE MADRID 2017

Paula, actual CEO de Brave Up Europe, estudió Derecho y se especializó en mediación familiar y escolar. Tras trabajar durante 10 años para una editorial jurídica, decidió seguir su vocación de ayudar a las personas y se dedicó a ello: la resolución de conflictos en los colegios, para así, reducir el creciente problema del acoso escolar cada vez pronunciado debido a las nuevas tecnologías.
Analizó el problema y le dio la vuelta encontrando en la amenaza la solución: aprovechándose de los nuevos hábitos sociales, cada vez más adaptados a las tecnologías, comprobó que los niños y adolescentes, se comunican mejor y cuentan con más facilidad sus problemas a través de una pantalla. Tras realizar un estudio de mercado, encontró un proyecto chileno y lo adaptó primero en España con intención de expandirlo en Europa. El proyecto se trataba de una App que facilitase la comunicación entre padres, profesores y alumnos favoreciendo así la convivencia y fomentando la tolerancia en los centros escolares. De esta manera, detectar un problema es mucho más fácil, rápido y objetivo; y por tanto, encontrar la solución también lo será.

“Hacemos un test de evaluación previo para conocer sus situaciones de riesgo, proponemos metodologías, publicamos noticias, nos reunimos con los orientadores y ofrecemos una formación de mediación a los profesores y charlas a los alumnos y a los padres. Los niños que se sienten acosados y los testigos cuentan con un canal de comunicación confidencial donde pueden contar lo que sucede. Ese mensaje llega primero a los orientadores del centro, que marcan las líneas a seguir. Lo que nos diferencia es que les damos un acompañamiento directo cuando no saben qué camino tomar. Nuestro equipo está formado específicamente para resolver este tipo de situaciones». Explica ella

Una vez fundada la empresa y creada la aplicación, Sel Lab les dio la oportunidad de realizar las pruebas piloto en uno de sus centros. YO DONA les dio visibilidad. Y en el inicio del curso 2017- 2018, comenzaron con 5 centros de la comunidad de Madrid. Cuentan con delegaciones en varias comunidades autónomas y especialistas en todas ellas que abordarán el problema y proporcionarán su ayuda profesional en los colegios.
El servicio y la atención es única y exclusiva para cada centro siguiendo su metodología mejorada cada año. Se enfrentan al problema de manera distinta en colegios públicos o privados, ya que su enfoque del acoso escolar y su financiación es diferente en cada uno de ellos.
Fuente: texto Juan Ramón Gómez y foto Yazmín Arno